• Avda. San Pablo, 1 Coslada

NOTICIAS

Recientes

Publicado el 10/03/2022

¿PODEMOS AHORRAR AL REPOSTAR COMBUSTIBLE?

Siguiendo algunos consejos podrás ahorrar cada vez que repostes.

En los tiempos que corren, y con los precios actuales de los combustibles, se hace indispensable el buscar cualquier opción que nos permita ahorrar algo de dinero al repostar en nuestros vehículos. te contamos algunos de los que puedes usar en tu día a día para poder ahorrarte un dinerito.

La primera recomendación es clara ¿En qué gasolinera está el combustible más barato? Para responder a esta pregunta puedes pasearte por todas las gasolineras que están en tus trayectos, puedes descargarte alguna de las apps existentes que indican el precio (algunas están bajo tutela de marcas y pueden estar influenciadas) o puedes consultar el mapa que pone a tu disposición el Ministerio para la transición Ecológica en el cual te informan de ubicación y precio. Puedes consultarlo aquí.

Una vez comprobado donde es más barato, nuestra recomendación pasa por indicarte los datos de un estudio del RACC, en el que se ha conseguido demostrar que repostar en lunes, en zona urbana o industrial (fuera de autovías) y en fechas previas a operaciones salidas (puentes, vacaciones, etc) supone un importante ahorro para los usuarios. Por otro lado, un informe de la Comisión Nacional de Energía confirma también que repostar un lunes es más barato que hacerlo cualquier otro día de la semana. 

En los informes se asegura que el litro de combustible es, de media, un 1% más barato los lunes respecto al domingo, apreciándose un aumento de precios progresivo durante la semana.

La primera conclusión es clara, localiza la gasolinera más barata y siempre que te sea posible reposta un lunes, mejor en gasolineras urbanas, y si es posible días antes de las operaciones salida.

Por otro lado, sin tener que depender del precio del combustible, puedes lograr un significativo ahorro de combustible con el buen mantenimiento de tu vehículo y la llamada “conducción eficiente”, que harán que cada litro de combustible sea mucho más rentable.

Consejos Mecánicos.

Tener el coche en buenas condiciones es muy importante y aporta muchas ventajas, (aunque no lo creas) sobre todo económicas. En el caso de ahorro de combustible, el adecuado mantenimiento de los elementos móviles (suspensiones, pastillas o zapatas de freno, neumáticos) hace que disminuya la resistencia a la rodadura y, por tanto, el consumo de combustible.

Un gran aliado en los coches modernos para ahorrar combustible es el sistema Start-Stop el cual aumenta la eficiencia en el consumo de combustible. Si eres de los que lo lleva apagado, enciéndelo, no lo dudes (son todo ventajas). Si tu coche no dispone de este sistema, deberás de parar el vehículo en paradas prolongadas.

Los neumáticos son uno de los grandes olvidados en los vehículos, siendo su mantenimiento esencial por muchas cuestiones, en las que todas tienen que ver con que son el punto que nos conecta a la carretera. En este caso que nos ocupa, llevar la presión adecuada de los neumáticos evita un incremento de la resistencia a la rodadura, favoreciendo el rodaje y minimizando el esfuerzo invertido. Una presión baja, incrementaría la resistencia y el consumo de combustible.

Cuando sustituyas los neumáticos debes de prestar atención a la etiqueta con la información del neumático, concretamente la información relacionada con el consumo. Una elección adecuada mejorara el consumo.

Un consejo mecánico muy eficaz es Cambiar el filtro del aire en tiempo, ya que este filtro se encarga de que el aire que entre en la admisión sea limpio, reduciendo como consecuencia el consumo.

El aire acondicionado de tu vehículo puede influir de manera significativa en el consumo, y como ya te hemos contado como puedes ahorrar de manera particular en este punto, solo te recordamos que puedes ver nuestras recomendaciones aquí.

Consejos de conducción eficiente.

La conducción eficiente para ahorrar combustible pasa por algunos hábitos indispensables. El primero seria usar el freno motor siempre que nos sea posible. Para ello debemos estar atentos y dejaremos rodar el vehículo con antelación a cualquier detención (semáforo, señales, paradas de tráfico, etc) dejando que la resistencia del motor ejerza de freno del coche. De este modo, reduciremos el consumo del vehículo hasta un 2%, ya que, al soltar el acelerador, el combustible prácticamente deja de inyectarse para ser consumido.

Mas “conducción eficiente” seria conducir el coche sin acelerones ni frenazos bruscos o repentinos que necesitarían de una mayor energía (gasto de combustible) para volver a situarse en el estado previo a la acción.

Aunque en principio parece obvio, debes prestar atención a los límites de velocidad, el sobrepasar dichos limites puede aumentar el consumo en un 20%.

Atento también a la resistencia al aire y al sobrepeso del vehículo, ambos inciden de manera muy significativa en el aumento de consumos. Te recomendamos no llevar sobrecargas en el vehículo innecesarias (a veces los maleteros los usamos como trasteros). También debes “aprender” a circular con los cristales y el techo cerrado para minimizar resistencia, del mismo modo no debes utilizar elementos que perjudiquen la aerodinámica del vehículo si no es estrictamente necesario (baúles, bacas, etc).

Algunas recomendaciones “populares”

Siempre que puedas llena el depósito por las mañanas, ¿Por qué?, para evitar que el carburante tienda a expandirse debido a las temperaturas más altas que se sufren a parir de media mañana (sobre todo en primavera/verano). Si el carburante se expande inyectaremos una parte en vapor al repostar, con lo que algunos afirman que un litro de combustible ya no sería un litro.

Hay que decir que técnicos del sector aseguran que esta afirmación no es cierta, ya que el surtidor, a través de su contador, mide volumen (que mide litros) y esto no hace variar su lectura. Si se afirma que, como consecuencia de la temperatura, el litro de combustible tiene un mayor peso específico, con lo que el litro pesara más y aportara más energía.

Podemos concluir que uno de los motivos por los cuales procuramos conducir con el depósito lleno es por aprovechar un precio adecuado de la gasolina. Sin embargo, tras hacer los cálculos del ahorro por litro y el coste por el sobrepeso, puede haber una diferencia en torno a 25 kilos entre un depósito a la mitad y otro completamente lleno.

Es cierto que un depósito lleno evitara, en mayor medida, que la gasolina se evapore, esto es debido a que al existir menos espacio para el aire existirán menos posibilidades de condensación por el aumento de temperatura.

Con el depósito vacío tendremos la ventaja de circular con menor peso, pero por el contrario, podemos sufrir las consecuencias de utilizar el combustible de la parte baja del depósito, que con total seguridad será portador de impurezas y suciedad que pueden poner en riesgo de saturación el filtro de la bomba de combustible.

Analizando los datos podríamos concluir que la mejor opción sería llevar el depósito en tres cuartos, con tendencia al lleno, pero sin llegar a él.

Otras recomendaciones populares serian la de no llenar el depósito cuando se están rellenando los tanques de la gasolinera ni tampoco inmediatamente después. La explicación está fundada en que al rellenar los tanques se remueve el combustible que aún queda en ellos junto con los sedimentos del fondo. Esto genera el riesgo de que repostemos combustible “sucio”. Cabe decir que existen técnicos expertos que no están de acuerdo con esta hipótesis.

Finalmente, existe una recomendación extendida para cuando repostamos, y es que no se apriete el gatillo del surtidor al máximo, para que de esta forma la presión de entrada de combustible no sea la más alta.

La explicación es que al inyectar de manera lenta el combustible se crea menos vapor, y así la mayor parte del vertido es líquido y por tanto tenemos un lleno más eficaz. Hay que tener en cuenta que todas las mangueras surtidoras devuelven el vapor a al tanque, por tanto, si se llena el depósito apretando el gatillo a fondo tendremos un porcentaje del líquido que entra en el depósito se transforma en vapor y vuelve por la manguera del surtidor al depósito de la estación.

La conclusión de un repostaje con la inyección de combustible apretando el gatillo al máximo es que consigues menos combustible por el mismo dinero. Se recomendaría elegir el modo más lento para lograr ahorrar dinero.

Estos son solo algunos consejos, existen mas que seguro podrás ir descubriendo en las diferentes informaciones que te iremos contando.

Electro Auto – Tu taller de confianza

NOTICIAS RECIENTES

¿PODEMOS AHORRAR AL REPOSTAR COMBUSTIBLE?

¿CREES QUE CONOCES TU VEHÍCULO?.

¿CONOCES LOS NEUMÁTICOS TODO TIEMPO?